Inconstitucional el alcoholímetro

-Carece de legalidad al no ser aprobado tránsito municipal por el cabildo.

Zitácuaro, Mich. La implementación del alcoholímetro durante el periodo vacacional generó opiniones encontradas en la ciudadanía. Hay voces a favor y en contra. Para el abogado Joel Vera Terrazas dicho programa es inconstitucional desde el punto de vista legal, ya que la figura de tránsito municipal no ha sido aprobada por el cabildo. Además que se violan los derechos de las personas.

“Visto como un problema social que es el alcoholismo, es un programa bueno, su fin es bueno en virtud de que conducir en estado de ebriedad tiene como causa y efecto el daño a terceros en delitos patrimoniales, homicidios, lesiones, accidentes. Su finalidad es buena, pero debe de ir acompañada del estado de derecho, debe ir acompañado de un proyecto integral, no es ir únicamente tras la cacería tributaria. Además las autoridades debieron considerar otros factores, como la regularización de bares y restaurantes, realizar un trabajo integral con el DIF para mejorar el ámbito familiar”.

Sin embargo es inconstitucional y hubo violaciones a los derechos humanos de los conductores, en el cómo y la forma de la aplicación del programa, inclusive en el cobro de la infracción, que de acuerdo al artículo 207 del reglamento de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad establece la sanción administrativa para los conductores que manejan en estado de ebriedad.

También  hay inconstitucionalidad en el programa, porque la prueba de alcoholímetro no está establecida dentro de este reglamento, se tenía que haber generado un procedimiento a través del cabildo para que la figura legal se estableciera dentro del reglamento.

“Tampoco  se tiene la infraestructura para la estancia de los conductores en estado de ebriedad, no es posible que en un cuarto metan a 30 personas en estado de ebriedad, ya que viola  la dignidad y la privacidad, no hay infraestructura, no hay proyecto”, dijo Vera Terrazas.

El abogado considera que el hecho de que la figura de tránsito municipal no esté aprobada por el cabildo, hace que todas las acciones de esta dependencia carezcan de legitimidad; “claro, el director de tránsito municipal, Rafael Hernández Albarrán, cometió un grave error de no establecer la legalidad y violó los derechos humanos de las personas, él es el responsable, ya que le preocupó más la parte mediática”.

Respecto a las multas que pagaron las personas, el experto en Derecho aclaró que estas podrían ser reembolsadas, “claro que si, cabe un recurso de revisión para recuperar el dinero; además porque los recibos no están fundamentados. Es una exigencia legal que cualquier acto administrativo o infracción debe ser fundamentada. Creo que hoy se equivoca Rafael Hernández, fue tanto su protagonismo y hoy se convierte en un verdugo de los ciudadanos”.

Ante la declaración por parte del Director de Tránsito de que este programa se continuará implementando los fines de semana, Vera Terrazas expuso que la gente se puede amparar, “inclusive podrá denunciar penalmente el abuso de autoridad o el ejercicio indebido de sus funciones, porque no pueden privar del un derecho de una propiedad, si no es mediante un procedimiento establecido; es decir, el alcoholímetro lo deben regular dentro de un reglamento”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *