Talamontes convertidos en cuidadores del bosque

-El Día Mundial del Medio Ambiente.

Por: J. Salatiel Arroyo Zamora

H. Zitácuaro, Michoacán. – “Fui talamontes, y no me da vergüenza decirlo, pues lo hacía por hambre, para llevar comida a mi familia. Pues, si echábamos un viaje de vigas, nos alcanzaba para comer una semana”. Afirmó categórico Manuel, al explicar que de un árbol joven se obtienen cuatro vigas, las que a lomo de caballo transportaban para su venta a la ciudad, al precio de mil pesos por las cuatro. Dinero que le permitía llevar lo indispensable para dar de comer a su familia. Por eso lo hacía, porque no tenían otra forma de subsistencia. Pero, ahora que la fundación “Nación Verde” está apoyando un programa de empleo temporal para la reforestación y restauración del medio ambiente en la comunidad indígena, ejido y Tenencia de Nicolás Romero, Manuel y otros 18 taladores clandestinos se han convertido en protectores del bosque.

“Nación Verde” es una organización ambientalista establecida en Tijuana, Baja California, que fue contactada por la directora de Ecología y Medio Ambiente Municipal, Yunuen García Téllez, para que apoyara en trabajos de restauración de la zona boscosa de este municipio, como ya lo había realizado hace algunos años de manera exitosa en áreas del Cerro Pelón y El Cacique, aportando “Nación Verde” tecnología, asesoría, plantas y recursos financieros, que gestiona con otras fundaciones, empresas y gobiernos extranjeros. 

El grupo ambientalista, encabezado por Gustavo López Mendoza, directivo de Nación Verde”, aceptó colaborar con el gobierno municipal de Zitácuaro, aportando parte de los recursos para apoyar la reforestación de 150 hectáreas. Si los trabajos de plantación y cuidado del bosque salen bien, el proyecto podría extenderse a mil hectáreas, pues se realizarán auditorias de representantes de empresas y gobiernos, incluso extranjeros, que contribuyen con aportaciones altruistas para rescatar al planeta del deterioro ambiental.

Pero, para “Nación Verde” no basta con reforestar, se debe además lograr un importante porcentaje de sobrevivencia de los árboles plantados, obtener la restauración de suelos y cuidar las zonas reforestadas, evitando sobre todo la tala ilegal. Problema inmediatamente detectado y atendido por López Mendoza, quien identificó a los taladores, dialogó con ellos y los invitó a incorporarse al programa de reforestación y cuidado del bosque, apoyándoles con empleo temporal para 19 personas que realizaban aprovechamiento maderable fuera de la ley.

Los talamontes, convertidos ahora en protectores del bosque, manifestaron a El Despertar (el Día Mundial del Medio Ambiente), que, “teníamos necesidad de comer, por eso sacábamos vigas del cerro. Aunque somos conscientes de que estábamos destruyendo el bosque, que es la casa que protege al agua y donde vive la Mariposa Monarca. Pero hoy, gracias al trabajo que usted nos trae ingeniero -refriéndose a Gustavo López-, nos dedicaremos a reforestar y a cuidar el bosque. A veces de un árbol sacábamos para comer un mes, pero ahora plantaremos muchos (árboles) y los cuidaremos, porque nos están dando trabajo para comer y la naturaleza es un bien para mí y para mis hijos. Ustedes cuando terminen los trabajos se irán, pero el bosque quedará para todos nosotros y lo cuidaremos”. 

Reunidos en un paraje de la localidad de El Campamento, perteneciente a Nicolás Romero, en esta municipalidad, Gustavo López Mendoza, directivo de “Nación Verde” en nuestro país, con un grupo de personas que, con anterioridad, extraían el recurso forestal de manera ilegal, de la zona núcleo y de amortiguamiento de la Mariposa Monarca, acordaron trabajar juntos y en coordinación con el ejido, la comunidad, autoridades de la tenencia y del municipio, labores con las que se verán directamente beneficiadas 80 personas con empleo temporal, realizando tareas de reforestación y restauración de suelos en la zona de la reserva de la Mariposa Monarca, lugar en el que es evidente la tala inmoderada, incluso en la zona núcleo, a la que llegan colonias del lepidóptero. 

Ese día, domingo 5 de junio, para conmemorar El Día Mundial del Medio Ambiente, autoridades municipales, estatales y federales realizaron un evento en el lugar, en el que se informó que se aprovechará la belleza natural del entorno para establecer un parador turístico en la zona. Además, se realizarán las gestiones pertinentes para abrir al público el santuario de la Mariposa Monarca ahí establecido. Dicho proyecto está contemplado en cinco etapas, siendo la restauración del medio ambiente la primera y el objetivo es la plantación de un millón de árboles, especialmente de oyamel. 

Pero, la incorporación a los trabajos de protección de los principales depredadores del bosque, representa un importante avance.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: