UNA GOTITA DE ECOLOGIA

UNA GOTITA DE ECOLOGIA


Por Victor Verde


Dejamos atrás un año lleno de desafíos y pérdidas de aquellos que han sido víctimas de la pandemia y muchos de nosotros que al principio no creíamos y miles más que siguen sin creer, seguramente tendrán un amigo, conocido o familiar que ha sufrido por este virus, que azota a todo el planeta y que lejos está de ser controlado.

Y hasta la fecha se sigue especulando sobre su presencia en animales, pero lo cierto es que los virus, y en particular los coronavirus, si afectan a los animales, salvajes y domesticados, y su presencia del SARS COV-2 si existe en leones, no así en animales cercanos a los humanos, como perros, gatos o aves; y en un principio de la pandemia se especuló en murciélagos y pangolines como factor de contagio hacia el humano y es fecha que no existe evidencia clara y contundente que así sea. Inclusive, después de participar en cursos sobre control de plagas y COVID19, la comunidad científica asegura que las cucarachas pueden ser portadoras del virus, debido a su presencia y hábitos de vida en los drenajes, pues varios estudios dan cuenta de su presencia en las aguas usadas hasta por 28 días, lo que puede provocar contagios, sin que se tenga evidencia alguna.

Lo mismo puede pasar con la mosquita de alcantarilla o de drenaje, un insecto que gusta vivir y reproducirse en las coladeras y parte de los drenajes de casa. Son insectos muy pequeños, alados oscuros y persistentes en los baños y que, en colonias altas, se esparcen por toda la casa llevando en sus patas, cuerpo y alas microorganismos que nos pueden enfermar y hasta causar infecciones de la piel u ojos. Sus hábitos alimenticios las convierten en una amenaza seria, pues las hembras se alimentan de sangre para aprovechar las proteínas de esta y reproducirse, garantizando huevecillos saludables y los machos buscan alimentarse de azucares de las flores de plantas. Una de las enfermedades que provocan, es la Leshmaniasis, por lo que se les considera como vectores, al igual que mosquitos o chinches.

Para poder controlar la infestación de este insecto es necesario limpiar las coladeras y el drenaje de vez en cuando, con jabones líquidos diluidos en agua caliente, al tiempo que eliminamos sus huevecillos y larvas y evitar las coladeras de casa que no se usen por periodos prolongados, pues también de vez en cuando hay que verter agua y jabón.

Aprovecho esta ocasión para invitarlos a mantenerse en casa, evitando en lo posible acudir a fiestas, eventos masivos y reuniones, pues creo que todos merecemos un saludable inicio de año.

FELIZ Y SALUDABLE 2021

RECUERDEN QUE: VIVIR BIEN ES VIVIR EN ARMONIA CON TODO LO QUE NOS RODEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *