Personaje de la Semana

Álvaro González Rebollar

H. Zitácuaro, Mich. – Álvaro González Rebollar ha impartido clases en los últimos 30 años, colaborando de manera constante en la educación del nivel medio superior y en la formación académica de varias generaciones de alumnos.

Recién cumplió 28 años como docente en el CBETIS, donde tiene su plaza de base y reconoce que tiene una fascinación por el buceo y la práctica de volibol. Imparte clases sobre química, bioquímica, biología, ecología y aquellas relacionadas con las ciencias naturales.

Estudió en la primaria 18 de marzo, la secundaria en la Nicolás Romero y la preparatoria en la Melchor Ocampo. En la Universidad Autónoma Metropolitana se tituló como hidro biólogo, recién hizo una maestría en psicopedagogía, en educación media superior y superior, en la UNICLA, en Zitácuaro.

Tras haber egresado de la universidad, su campo laboral ha sido la docencia, aunque su carrera tiene que ver más hacia la biología, también se certificó como buzo, dos estrellas.

Por invitación del profesor Rodolfo Aguilar entró a dar clases a la preparatoria Morelos, en la década de los noventas.  A partir de ahí ha laborado prácticamente en la mayoría de las escuelas de nivel medio superior de esta ciudad.

Hoy en día ya suman varias generaciones de alumnos que recibieron clases de Álvaro González Rebollar, quien también es conocido popularmente como “Tiburón”.

Recuerda que fue un grupo de amigos que tuvieron la misma empatía por el volibol, cuando iba en segundo año de preparatoria, e hicieron lazos de amistad y compañerismo con el profesor Samuel Gutiérrez, quien era, en ese tiempo, el presidente de la liga.

Le fascinó tanto ese deporte que tuvo varios equipos, fue patrocinador de algunos e incluso llegó a ser dirigente de la liga de voli, misma que se encontraba en el interior de la escuela Benito Juárez.

En el pasado reciente ha sido jugador en activo durante varios años, luego entrenador y patrocinador. Es por ello que, tanto por el deporte como por la docencia, mucha gente lo conoce, y en ambas ha tenido un sinnúmero satisfacciones a título personal.

Sobre su participación en el buceo, se dio por su carrera de hidro biología, por el campo de estudio de la carrera, que tiene que ver con el agua, recibió un curso teórico practico de buceo con duración de tres años.

El curso se realizó tanto en el gimnasio Juan de la Barrera de la Ciudad de México, como en ambientes abiertos, para realizar la actividad de buceo tanto en lagunas como en el mar; es decir, en aguas dulces y saladas.

Al referirse al tema de la contingencia de salud y de las clases virtuales, indicó que valora mucho el esfuerzo de los padres de familia, tanto de los alumnos y maestros, por asumir esta responsabilidad en la educación.

Consideró que no ha sido fácil este proceso de enseñanza aprendizaje, a pesar de ello  ha aprendido a valorar las clases presenciales.

Por lo cual, expresó que es necesario valorarnos como seres humanos y como sociedad, tener siempre presente que la salud es algo muy importante, tomar esta emergencia de salud con una mentalidad positiva para seguir adelante.

Indicó sentirse orgullo de Zitácuaro, ya que hay mucha gente amable, noble, trabajadora y que se solidariza cuando hay problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *