Política en lo oscurito

Política en lo oscurito

El Gas y la indefensión

Don Cedano extraña aquellos días, cuando los perros se amarraban con longaniza, cuando PEMEX era un dechado de poder y de dinero, había vacas gordas, alcanzaba para que los presidentes tuvieran mansiones, de a dos señoras, dinero en el extranjero, barcos, aviones y gas… Don Cedano tenía que traer leña, el gas era caro, no porque en realidad lo fuese, sino porqué los ingresos eran magros, así que un tanque de gas cada seis meses, unas cuantas cargas de leñas al mes, así llevaba la vida, pacífica y relajada, se comía carne una vez a la semana, refresco una vez a la semana, eras más sano antes, ¡snif!, ¡Qué días aquellos!

Bueno, la tecnología, las comunicaciones, la producción ha aumentado mucho, por lo tanto, ya no somos tan sanos, con el progreso, también llegaron los malos, esos que desaparecieron en cuanto entró el cuatroté ¿Qué no han desaparecido? ¿Entonces?, ¿No me digan que cambiaron de chaleco nada más? ¡Ah, así sí le entiendo!, ja, ja, ja, cierto, no es mofa. Los malos, aquellos que al siguiente día de entrar al gobierno San Péjele iban a dejar las armas y las cambiarían por tractores, no quisieron, los tractores no los convencieron, el dinero llega más fácil con armas e intimidaciones, así se han empoderado y apoderado del país, y nuestro estado está en completa indefensión, han copado la tierra caliente, demostrando quien tiene el poder.

 Las “autoridades”, que ya podemos calificarlas de ineficaces, pecan de omisión, omiten que se deben al pueblo, viven del pueblo, por qué no generan nada, solo viven de lo que otros generan, no son capaces de cuidar a su gallina, para que les de huevos y no se muera. Las autoridades y los malosos están esquilmando a la gallina hasta dejarla en huesos. Lástima de educación que tiene el Estado de Michoacán, lejos del tercer honroso lugar en aprovechamiento, pero de arriba para abajo, no crean que en la cima. Bueno, sí, en la sima, ja, ja, ja, Don Cedano eres un loquillo, vas a confundir al lector novel, sus siete lectores saben más que tú, así que tu lenguaje seudo, sesudo, no les es desconocido, mucho menos tu humor negro.

 Bueno, decíamos, que lástima la educación que tienen sus hombres y mujeres, no ha logrado modificar el entorno social, sí, ya sé, los mejores hombres y mujeres, esos que tienen alto aprendizaje tiene que ir a donde los retribuyan, aquí se quedan lo valientes y los que aun temen al cambio, no es que quiera que se vayan, no, quiero que los que tienen capacidad de sobra, intelectual, emocional y educativa se queden, que tengan una remuneración adecuada para cubrir sus necesidades y que tengan paz, quizá solo con paz nos quedamos a vivir aquí, pero no nos dejan, y como siempre el cordón se rompe por lo más delgado y lo más delgado son los lugares donde la educación y aprovechamiento es bajo, y se da en las zonas más pobres, con más desigualdad, allí llegan los malos, con un par de palabras y un par de balas convencen a los indecisos y de pronto los malos son muchos, aunque no quieran.

 La vida la aprecian más que el dolor que van a infringir e infringirse, infringir en aquellos en los que sientan su poder e infringirse por el temor a morir en cualquier momento, sabemos que tienen sus frases motivacionales, esas que denotan un desprecio total por la vida, como “para morir nacimos”, “mejor un minuto rico, que toda una vida llena de pobreza”, allí se ve que la iglesia también está rebasada, hace cuarenta o cincuenta años, el ser pobre era sinónimo de pureza y garantía del cielo espiritual, ahora ni eso los detiene, siguen a la muerte con avidez, y con avidez ella se los lleva, mientras nuestro gobierno, que de nosotros vive, sigue dormido en sus laureles, aun no digiere su triunfo, 3 años después, no sabemos sí logrará entender que nos debemos a todos, y no a sus lamebotas.

 El presidente cree que el pueblo bueno y sabio de Aguililla, Buenavista, Apatzingán, Nueva Italia, Lombardía, Uruapan, Nuevo Urecho, Taretan, Ario de Rosales, La Huacana, vive feliz en estado de indefensión y cree que los proveedores están gustosos de donar a su movimiento todos los vehículos que les queman. El presidente cree y confía en que toda la región occidente del Estado de Michoacán festeja que se destruyan las carreteras federales para ponerle emoción al día. El presidente, en su burbuja, soslaya los problemas graves del Estado. Los Michoacanos no. Se vive en un constante temor de pasar a la hora equivocada.

El gobierno del Estado está más preocupado en ver de qué manera salvar sus últimos días en la administración, ve la manera de hacerse de recursos para solventar sus últimos gastos, antes de que los “otros” lleguen al poder y ya no puedan hacerse de la Hacienda Pública, por lo tanto, no tendrá ánimos de entrarle a la pelea, se lo dejará al Gobierno Federal, y este ya lo saben, tiene enemigos más poderosos que atender, situaciones graves que solventar, como pelearse con los medios de comunicación, tratar de buscar algún comentario hecho antes de la elección de 2018, para no mentir tanto, aunque le hayan identificado 80 mentiras en promedio, en cada conferencia mañanera, lo publica Forbes y Expansión y todos los fifís pues, acorde a un informe de una ONG, fifí desde luego, llamada: “Signos Vitales; El Pulso de México”, ¿Quién sabe quiénes son?

Bueno, esos le están buscando chichis a las víboras, ya saben que el presidente necesita urgentemente una trinchera a donde tirar veneno, porqué defender a los mexicanos no puede, golpearlos sí. Así que paisanos del Estado de Michoacán, no esperen ayuda del prejidente ¿Qué ya mandó unos cientos a Aguililla? ¡Charros! Eso no me lo esperaba, ¿Y entonces los malos subieron a Lombardía y Uruapan? Es allí donde los cocolazos se pusieron de a peso, quemaron autos en La Gallina, que es una población cercana a Lombardía, que oficialmente se llama Gabriel Zamora, pero la gente como que le gusta más llamarla por el nombre anterior, aunque “La Zanja” sería lo más apropiado, era el nombre de la hacienda anterior.

 Bueno, ya llegaron los malandros hasta esta zona pues ¿Qué ya estaban desde 2010?, ¿Ahora quién podrá ayudarnos? El Chapulín Colorado solo es un nombre genérico para aquellos que cambiaron de partido en cuanto sus barcos empezaron a hacer aguas, no un héroe salvador que necesitamos, porqué el gobierno prefiere disfrazarse de Cantinflas, al menos en el discurso, aunque le digan Doctor Chapatín por la apariencia y las recetas, muy socorridas por cierto en los tiempos de Chente Fax, cuando decían: “Doctor Fax tengo dolor de cabeza” ¿Qué me recomienda para este dolor?  A lo que el Doctor Fax recomendaba –¡enfermera, córtele la cabeza, con eso se cura rapidito!

– ¿Qué… ¿Ese chiste también se lo hicieron a Calderón y a Peña? – ¡Ah, jijo!, es mal de la política, por lo que veo.

 Bueno, les decía, que los malotes han llegado hasta Uruapan, pero ya estaban allí desde 2010, digo, en plan destructor, pero creo que estaban desde antes. Lo que sabemos es que no solo han quemado vehículos en la Tierra caliente, también en Morelia, también en Uruapan, también en Lázaro, también en… ¡Chin, Todo el estado está copado! Mejor que nos traigan el gas en camionetas de la Guardia Nacional, para que puedan pasar, digo, si ya andamos en eso de que el ejército construye, administra, cuida, ayuda, vamos a ponerlos de guardias privados de los gansitos, que pinta que ya no llegarán a nuestros hogares, lo mismo que la Coca-Cola, o las Sabritas.

 ¿Saben el mal que le van a hacer a la niñez?

La podrían convertir en personas sanas, y eso no le conviene al mercado, así que señor Péjele, apúrese, que los refrescos y los cigarros pagan muy buenos impuestos, y corre el riesgo que la otra hacienda, los cobre, esos son igual de duros a la hora de cobrar, ellos copelas o cuello, su grupo delincuencial oficial, es copelas o calcel, ja, perdón se me fue, me emociono, quise decir su grupo recaudador oficial, me equivoqué, es desliz de principiante, bueno, lo que le quiero decir señor presidente, por favor, haga valer su investidura, ponga en orden a nuestro Estado, que no es Silvano, somos todos los habitantes que sufrimos día a día la inseguridad, podría decir que la ola de violencia llegará a niveles más altos y a la capital del Estado, pero ya está, solo falta mover el avispero, al menos ¿podría negociar, o pactar o darle una raleada a los malos?, que nos dejen circular en paz por todo el país, que nos dejen llegar a casa, que nos permitan disfrutar del libre mercado y libre circulación, o al menos que el gas llegue bara-bara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *