Urge rescatar la Presa del Bosque

Urge rescatar la Presa del Bosque

-Es necesario comenzar a desazolvarla, aprovechando su bajo nivel de agua.

Zitácuaro, Mich. – Es urgente que se comience a limpiar la Presa del Bosque, para iniciar un proceso de saneamiento de sus aguas, para que en un futuro pueda funcionar como destino turístico. Además, evitar que las aguas negras lleguen a los ríos, por lo que se requiere de una nueva planta de tratamiento de aguas residuales, que sí funcione como tal.

Ignacio Sánchez Avilés, defensor del medio ambiente, propuso lo anterior y explicó que, aprovechando que el nivel del agua de la Presa se encuentra por abajo del 40 por ciento, se necesita limpiarla y realizar excavaciones para sanear la misma.

Agregó que el municipio podría solicitar recursos a la Comisión Nacional del Agua e introducir maquinaría para limpiar este importante vaso de captación, que es parte del Sistema Cutzamala. Quitar todo el lirio que se encuentra alrededor, así como realizar trabajos de limpieza, podrían ser algunas de las actividades que ayudarían en gran manera a rescatar este emblemático lugar.

Ya que, en años anteriores se tenía previsto hacer de la Presa del Bosque un sitio turístico, incluso comparado como Valle de Bravo, pero las aguas tienen mucha contaminación, donde son arrojados residuos fecales.

Insistió en que el gobierno municipal debe de presentar en el futuro un nuevo proyecto para construir una nueva planta de tratamiento de aguas residuales. Así como evitar que los drenajes sean arrojados al río, como ocurre actualmente.

Destacó que hay drenajes a cielo abierto, aguas contaminadas que se mezclan con aguas limpias, basura y desechos que son arrojados en el río San Isidro, son algunas de las imágenes que se pueden observar de manera cotidiana.

Desde Manzanillos, San Andrés, Barandillas, El Moral, La Cuesta, son lugares por donde atraviesa el río San Isidro, se puede corroborar el grave daño ambiental, bolsas de plásticos, llantas, todo tipo de basura recibe este caudal.

Zitácuaro se destacaba por enormes ríos de agua limpia, pero con el paso del tiempo y el crecimiento de la población, las aguas negras han sido vertidas a estos cauces, sin que las autoridades de salud y organismos de agua potable tomen cartas en el asunto, anotó.

Uno de las formas para evitar que las aguas negras lleguen a los ríos, es la construcción de fosas sépticas, que es el tratamiento primario de las aguas residuales domésticas. En la misma se realiza la separación y transformación físico-química de la materia orgánica contenida en esas aguas, puntualizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *